Un Sector con pies de barro

Anda el río revuelto.

Desde que se anunció el brote del Coronavirus, el ambiente comenzó a ponerse oscuro, gris, negro, según fuera la gestión económica de cada cual en los tiempos precedentes. En los domicilios, en las empresas y – no iba a ser menos – en las explotaciones ganaderas.

Las crisis no dejan de ser oportunidades, y en el mundo taurino se nos presenta una situación en la que, de forma sutil, tenue, empieza a llegar, algo de transparencia. Esa transparencia, que siempre demandó el aficionado, poco a poco llega, aunque sea fruto de las guerras internas, nos permite ver el posicionamiento de cada cual.

Pues bien, hagamos un breve posicionamiento de la realidad taurina, el 6 de abril en un artículo de El Mundo anunciaba Gonzalo Izquierdo, Bienvenida, que los Bous al Carrer habían comenzado a pagar por adelantado los toros para ayudar a los ganaderos ante las dificultades existentes y sus obligaciones para con los animales y su propia empresa, aun sin la certeza de que se pueda llevar a cabo ese festejo en una realidad a corto o medio plazo.

Mientras tanto, en el otro lado, frente a la solidaridad de la afición, que tampoco tienen su futuro económico asegurado, ni disponen de entramados empresariales que sostengan las pérdidas,tenemos a un Sector en cuya representación se sitúa la Fundación del Toro de Lidia, resulta que, al parecer, según información del periodista Zabala de la Serna, desarrollaron un documento con peticiones al Gobierno, al Ministro de Cultura, con, entre otras, la solicitud, o exigencia, del pago de los festejos no celebrados o suspendidos. Como si el Gobierno no tuviera suficiente con lo que tiene… ¡Ay, los pagarés!

Ha tenido que venir un virus para poner orden en el Mundo, y en el taurino también.

Es momento en el que se debe realizar, aunque sea por primera vez, autocrítica y valorar otras propuestas de dirección, y, sobre todo de estructura, que permita tener saneado el Sector y tener fondos de contingencia que puedan hacer frente a eventualidades, que se promueva la competencia y el mérito, el aficionado pueda hacer un seguimiento dela temporada con ilusión y exista una unidad en la comunicación y el marketing, que no dependa de cada empresario, sino de una unidad gestora superior a imagen y semejanza de “La Liga”.

Puedes recordar nuestra propuesta AQUÍ

Recomendaciones: Vea la clasificación final de la temporada 2019

También puede gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *